Los ídolos.

En la vida como en el futbol se necesitan ídolos. De los que no creemos humanos aunque lo son, de esos que sentimos que vinieron de otro planeta pero sangran como en éste, de los que un día hacen lo imposible y nos ponen a mirarlo en video cien, doscientas, millones de veces por los siglos de los siglos, amén.

Necesitamos ídolos siempre, de los que nos hagan creer que se puede ser diestro con la zurda y que se puede meter la mano en lo que se llama balonpié. Necesitamos ídolos porque necesitamos esperanza, sueños y entretenimiento. Porque los humanos somos básicos. Los humanos necesitamos ídolos porque sabemos de nuestra condición de mortales, porque necesitamos creer en algo que no podamos explicarnos.

Hoy se fue uno. Como diría Galeano, el más humano de los dioses. Se fue con todos sus defectos y nos comprobó que es mentira que los dioses son perfectos.

Aceptémoslo, hay que ser muy grande para lograr que al mundo se le pare el corazón un instante cuando el tuyo se paró para siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s